Ponle sabor a tu cocina con estas 3 salsas deliciosas y fáciles

 

Las “dips” o salsas para untar sólo son exquisitas, sino que también son muy versátiles y puedes prepararlas con tus ingredientes favoritos para siempre dar en el clavo con la receta ideal. Existen tantos ingredientes y combinaciones posibles que, si usamos nuestra imaginación, podemos crear un sinfín de mezclas. Hoy te presentamos 3 salsas fáciles (y saludables) para acompañar tus papas fritas, nachos o galletas. ¡Manos a la obra!

salsa

Lactonesa de Ajo

La Salsa Lactonesa se utiliza en cocina en sustitución de la clásica salsa mayonesa, pues su textura y sabor es muy similar, con la excepción que no se utiliza huevo sino que se sustituye por leche pasteurizada.

-100 mil de Leche Semidescremada

-200 mil de Aceite (Girasol o Oliva)

-1 Cucharadita de Sal

-Jugo de Medio Limón.

-1 Ajo

En el vaso de la juguera o minipimer ponemos el ajo picado, la cucharadita de sal, el jugo de limón y la leche. Batimos con movimientos ascendentes y añadimos el aceite lentamente.

Salsa de palta y cebollín

Fresca, rica y saludable, esta salsa sirve para todo.

-1 palta grande y madura
-1 cebollín o cebolla pequeña
-Jugo de 1 limón
-Ajo (opcional)
-Sal
-Merquen

 

En un recipiente, muele la palta hasta que esté cremosa y sin sin trozos. Picar el cebollín en cuadritos pequeños, mezclar con el jugo de limón y realizar una pasta con ayuda de un tenedor.

Salsa de yogurt y pepino

Esta salsa griega se llama Tzatziki y Es uno de los típicos acompañantes de los kebabs, pero también es ideal para otros platos como ensaladas.

-1 yogurt griegos sin azúcar

-Medio pepino

– 4 hojas de menta picadas

-3 dientes de ajo

– Jugo de limón

-Sal, pimienta y aceite de oliva

Se ralla el pepino y luego se deja en un colador para que bote el agua. Podemos ayudar a esto apretando con una cuchara. Picar finamente las hojas de menta y el ajo. Juntarlas en un recipiente y agregarle sal, pimienta y el jugo de limón. En otro recipiente echar el yogurt, el pepino y añadir las dos cucharadas de aceite de oliva. Juntar ambas mezclas, Incorporar bien y refrigerar.

Como puedes ver, con pocos ingredientes y en cuestión de minutos, puedes preparar un dip para deleitar a tus invitados. ¡Que nunca falten en tu mesa las salsas para untar!