Cómo identificar un buen jamón serrano

El jamón serrano es una especialidad de la gastronomía mediterránea y comerlo es uno de los mayores placeres de la vida, pero no siempre un jamón sabe como esperábamos. Diversos factores repercuten directamente en su calidad, aroma y sabor. Sigue estos consejos para que sepas identificar su calidad y conservarlo una vez abierto.  

Pannini-2

Lo primero en que debemos fijarnos a la hora de comprar jamón serrano, es que su etiqueta señale los meses de curación que ha tenido el producto. Un jamón con más de siete meses de curación, está en su mejor momento. El color de la grasa también es importante. Tiene que presentar un color blanco amarillento; es decir, es deseable que la grasa no esté excesivamente oxidada ni oscura.

Para disfrutar de las mejores cualidades del jamón, lo mejor es cortar sólo lo que se va a consumir en el momento. Pero no todos tenemos el tiempo, la habilidad para cortar láminas perfectas de jamón, ni una cocina lo suficientemente grande para guardar una pierna de jamón entera.

Los envases de jamón serrano sellados al vacío son muy prácticos para dosificar la cantidad que vamos a usar, pero tienen la desventaja que su proceso de oxidación es rápido. Una manera de conservarlos, es con film transparente, de forma que quede perfectamente envuelto y cerrado. y A continuación, conservarlo en el refrigerador, donde pude aguantar bien unos días. Antes de comer, lo dejamos a temperatura ambiente. De esta forma tendremos el mismo sabor y aroma que en el primer corte.

¿Te gusta el jamón serrano? Pues estás de suerte, porque en Albedrío tenemos el Panini Roquetini, prensado con láminas de jamón serrano, queso azul, rúcula, zapallo italiano y mayonesa de ají verde. Sabroso y calientito, para pasar lo que queda de invierno con el corazón contento y el estómago feliz.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *